Download E-books Pack: Inventarios (CONTEMPORANEA) PDF

Read or Download Pack: Inventarios (CONTEMPORANEA) PDF

Best Anthology books

Year's Best SF 7

Once more, the year's best flights of speculative mind's eye are accrued in a single remarkable quantity, compiled through acclaimed editor and anthologist David G. Hartwell. From probably the most popular visionaries of up to date SF -- in addition to new writers who're already making an indelible mark -- comes an all-new compendium of unheard of stories of the potential that may enthrall, astonish, terrify, and elate.

Future on Ice

A greatly assorted, immensely stress-free, and traditionally very important anthology, destiny On Ice is a exhibit for the most popular tales through the good SF writers of the Nineteen Eighties. whole with a preface, advent, and tale notes through Card hilself, listed here are early tales from eighteen highly proficient authors who've due to the fact that shattered the face of technology fiction.

Horrors Unknown

Number of horror tales, with preface and tale introductions by way of the editor. comprises: The satan of the Picuris (1921) by way of Edwin L. Sabin; The problem from past (Part 1 of five) (1935) via C. L. Moore; The problem from past (Part 2 of five) (1935) by way of A. Merritt; The problem from past (Part three of five) (1935) through H.

Enthralled

They've got the facility to carry you spellbound, to captivate your senses, and to maintain you endlessly of their keep an eye on. ceaselessly enthralled. ..

#1 manhattan instances bestselling writer Lora Leigh returns to her sensual global of the Breeds. .. as one obdurate Breed meets her fit, and will not deny her mate—or the fierce wants of her personal heart.

New York instances bestselling writer Alyssa Day introduces the League of the Black Swan. .. and the damaging online game one lady performs while her family's curse dooms her to kill the fellow she loves.

New York occasions bestselling writer Meljean Brook grants a brand new tale in her steampunk international of the Iron Seas. .. as a guy who's misplaced every little thing returns domestic to discover that not just is his marriage in jeopardy, yet he needs to now struggle air pirates who intend to thieve his one ultimate treasure—his wife.

And Lucy Monroe, nationwide bestselling writer of the youngsters of the Moon novels. .. unleashes the feral passions of a werewolf at the physique, brain, and soul of his prey, his lover, his lifemate.

Additional resources for Pack: Inventarios (CONTEMPORANEA)

Show sample text content

Naturalmente hay dos países y cada uno tiene sus provincias sabemos que aquí anidan l. a. memoria ilegal los angeles indestructible el saldo flaco de lo solidario cruces peladas y sin flores migajas de una que otra pesadilla labios de cautivante primavera que por cierto no estarán esperándonos en las calaveras del invierno húmedas tristezas con ultimate feliz ganas de crecer en medio del rebato pájaros que vuelan infalibles sobre los borradores de l. a. dicha muestrario de cadáveres amados fe que le nace a uno de las tripas crepúsculos más acá del corazón y sobre todo borrachera de utopías esas que según dicen ya murieron si me tomás el pulso si te lo tomo yo verás / veré que hay menos osadías por minuto y por sueño sé que aquí habitan los enteros y su entereza no es de las que encogen a l. a. segunda lluvia o a l. a. primera sangre pero se trata de una entereza animal de bicho duro que pasó por el fuego por el miedo por el rencor por el castigo por l. a. frontera del desencanto y quedó chamuscado memorioso convaleciente desvalido vaya a saber por qué l. a. sintaxis de los muros ha cambiado cada solo reprocha todo a todos el odio solitario es un pabilo �de qué sirve un pabilo en l. a. espesura de los angeles bruma? una tapia person no es l. a. paz ni los angeles guerra tan sólo es una tapia person como bien lo dijo juan / en el exilio tu país es este cuarto lleno de tu país pero ahora juan qué nos ha ocurrido mi país �un país vació de mi país? vino el buitre a traernos el miedo el murciélago a llevarnos los angeles noche vino el tero a dejar sus alarmas en tantas tierras he sido extranjero me consta que no debo serlo aquí alguien podría traducir mis desahucios mis consternaciones mis destierros en cruz alguien podría misteriar mi evidencia que es como decir ponerla al día para que el eco sepa por fin de qué está hablando no estaría mal que alguien transmitiera a los tímpanos de mi infancia los engaños de hogaño y de paso las campanadas del delirio corriente el monólogo sereno de los grillos intuyo que dentro del país que desconozco está el otro que siempre conocí más de una vez he creído advertirlo en ciertos guiños infinitesimales en los angeles solera de una vanagloria en el reproche de un cansancio en el garabato de un niño que no sabe quién es quién ni qué es qué pero no importa hay un país que defendó sus letargos sus aleluyas y sus medias tintas lo shieldó todo bajo siete cautelas y se resiste a revelarlo sin embargo puedo allí guarecerme y no es un frágil cobertizo hay un país que respira en silencio o en vano pero al menos respira atrincherado en su altivez de ser o en sus recelos de no ser replegado en su memoria indefensa sabiendo que de poco le sirve recordar y sin embargo recordando consciente o inconsciente de que ahí están las claves cercado por el olvido y los agüeros al menos tiene un espacio en recompensa sus tenues faros iluminan a duras penas el remanso de lo ido y hacen inventarios de quimeras y pánicos de bienaventuranzas y agonías se trata de un país que supo y sabe amar sin atenuantes y también odiar como dios manda abrevadero embalse mito cripta de penurias almacenadas en las cuatro estaciones y a los cuatro vientos con soledad no ofendo ni temo y no obstante temes y te temen ofendes y te ofenden ocurre que los angeles soledad no es un seguro ni menos un sagrado soledad no es libertad (ya es hora de aceptarlo) sino pálida añoranza del otro o de los angeles otra del borde de l. a. infancia de dos o tres misiones incumplidas con l. a. palabra enlazo signos identidades de mi país secreto y mi país secreto se levanta y cuando al fin me roza con sus sílabas entonces yo lo asumo con mi voz cascada sabe que me hacen falta sus señales vacantes y bacantes de su fronda las ellas y querellas de su vino sus méritos de estambre sus vellones sabe el país secreto vale decir mi patria sigilosa que su belleza su consolación sus apetitos aprendieron en l. a. derrota el derrotero y sabe que sus sábanas blanquísimas de llanto o abrasadas de semen acumulan y acunan inocencias y dirimen sus bregas con el mundo no todos los relojes concuerdan con mi hora siempre hay corazones que adelantan suspicacias que atrasan pero voy descubriendo otros destierros de otros que empiezan o concluyen destierros que se fueron allá cerca y vuelven aquí lejos aquí lejos está nunca se ha ido el país secreto el hervidero de latidos los tugurios del grito las manos desiguales pero asidas l. a. memoria del pan los arrecifes del amor el país secreto y prójimo algún día aquí lejos se llamará aquí cerca y entonces el país este país secreto será un secreto a voces Montevideo, 1989.

Rated 4.17 of 5 – based on 49 votes