Download E-books El pintor de la vida moderna (Taurus Great Ideas) PDF

By Charles Baudelaire

A lo largo de l. a. historia, algunos libros han cambiado el mundo. Han transformado los angeles manera en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás. Han inspirado el debate, los angeles discordia, los angeles guerra y l. a. revolución. Han iluminado, indignado, provocado y consolado. Han enriquecido vidas, y también las han destruido. Taurus publica las obras de los grandes pensadores, pioneros, radicales y visionarios cuyas principles sacudieron l. a. civilización y nos impulsaron a ser quienes somos. Poeta, esteta y hedonista, Baudelaire fue además uno de los más revolucionarios críticos de arte de su época. Aquí profundiza en los angeles belleza, los angeles moda, el dandismo, el propósito del arte y el papel del artista, y describe al pintor que, en su opinión, expresa de un modo más pleno el drama de l. a. vida moderna.

Show description

Read Online or Download El pintor de la vida moderna (Taurus Great Ideas) PDF

Best Art History books

A Survival Guide for Art History Students

Designed to steer freshmen during the usually disorienting event of taking a primary paintings historical past category, this ebook addresses all aspectsof that overall adventure. KEY issues particular bankruptcy issues conceal note-taking in the course of lecture, learning for and taking slide tests, writing reaction papers, technique, tips to critique secondary scholarship, and what to do with an paintings background measure.

Provenance: How a Con Man and a Forger Rewrote the History of Modern Art

The genuine tale of 1 of the 20th century's such a lot audacious artwork frauds packed with striking characters and informed at breakneck velocity, Provenance reads like a well-plotted mystery. yet this is often most probably no longer fiction. it's the remarkable narrative of 1 of the main far-reaching and tricky cons within the background of artwork forgery.

Alfred H. Barr, Jr. and the Intellectual Origins of the Museum of Modern Art

Growing to be up with the 20 th century, Alfred Barr (1902-1981), founding director of the Museum of recent paintings, harnessed the cataclysm that used to be modernism. during this book—part highbrow biography, half institutional history—Sybil Gordon Kantor tells the tale of the increase of recent paintings in the US and of the fellow answerable for its triumph.

Bauhaus Photography

Those photos are a different and exuberant list of Bauhaus actions and experiments in the course of the Nineteen Twenties and early Nineteen Thirties. considerably, many of the pictures have been taken by way of artists - painters corresponding to Fritz Kuhr and Werner Siedhoff, designers Heinz Loew and Herbert Bayer, Bauhaus masters Hannes Meyer and Joosst Schmidt - who weren't selfconscious photographers yet who desired to paintings with a brand new technological product.

Extra resources for El pintor de la vida moderna (Taurus Great Ideas)

Show sample text content

Pero un ojo más agudo se percatará al punto de que todos están unidos por un parentesco, una especie de fraternidad o primazgo, que proviene del amor que profesan por lo grande, lo nacional, lo inmenso y lo common, un amor que siempre se ha expresado en los angeles pintura llamada decorativa o en las grandes telas. Muchos otros, sin duda, han creado grandes telas, pero los que acabo de nombrar las crearon de l. a. manera más idónea para dejar una huella eterna en l. a. memoria humana. �Quién es el más grande de aquellos grandes hombres? Cada cual podrá decidirlo a su gusto, según si por temperamento prefiere l. a. abundancia prolífica, radiante y casi jovial de Rubens, los angeles dulce majestad y el orden eurítmico de Rafael, el colour paradisíaco y como posmeridiano de Veronese, l. a. severidad austera y tensa de David, o los angeles facundia dramática y cuasiliteraria de Lebrun. No se puede reemplazar a ninguno; aunque todos querían alcanzar metas similares, emplearon medios diferentes, propios de su personalidad. Delacroix, el más reciente, expresó con fervor y vehemencia admirables lo que por fuerza los demás habían transcrito solo de manera incompleta. �Quizá en detrimento de otras cosas, como por cierto hicieron aquellos? Puede ser; pero no es l. a. pregunta que nos ocupa. Muchos han porfiado sobre las consecuencias fatales de un genio esencialmente own; y es muy posible que, a fin de cuentas, las expresiones más bellas del genio, en cualquier otro lugar que en el puro cielo, es decir sobre los angeles faz de esta pobre tierra, donde l. a. perfección misma es imperfecta, solo puedan obtenerse al precio de un sacrificio inevitable. Pero, en fin, señor, me dirá sin duda: �qué es ese no sé qué misterioso que Delacroix, para gloria de nuestro siglo, ha expresado mejor que ninguno? Es lo invisible, lo impalpable, el ensueño, los nervios, el alma; y lo hizo, señor —observe bien—, sin más medios que el contorno y el colour; lo hizo mejor que nadie; lo hizo con perfección de pintor consumado, rigor de literato sutil, elocuencia de músico apasionado. Por lo demás, uno de los diagnósticos del estado espiritual de nuestro siglo es que las artes aspiran, si no a reemplazarse unas a otras, al menos a prestarse recíprocamente nuevas fuerzas. De todos los pintores, Delacroix es el más sugestivo, aquel cuyas obras, incluso si se eligen las secundarias e inferiores, más dan que pensar y más traen a los angeles memoria sentimientos y pensamientos poéticos conocidos, pero que se creían enterrados para siempre en l. a. noche del pasado. l. a. obra de Delacroix me parece a veces una especie de regla mnemotécnica de los angeles grandeza y l. a. pasión innata del hombre common. Este mérito specific y completamente nuevo del señor Delacroix, que le permitió explorar, con el easy contorno, el gesto del hombre, por violento que fuese, y, con el colour, lo que podría llamarse l. a. atmósfera del drama humano, o el estado de ánimo del creador; este mérito de lo más unique siempre congregó a su alrededor las simpatías de los poetas; y, si de una pura manifestación fabric se puede deducir una constatación filosófica, lo invito a notar, señor, que, entre l. a. multitud que acudió a rendirle los más altos honores, había muchos más literatos que pintores.

Rated 4.46 of 5 – based on 44 votes